Situación de la flauta de pico en el siglo XXI

Renacimiento moderno

A mediados del siglo XX, con el “Movimiento de Música Antigua”—movimiento que entre sus principios defendía ejecutar las obras antiguas en instrumentos originales—, surge un gran interés por los intérpretes de música renacentista y barroca y por los instrumentos originales de aquellas épocas. Es a partir de aquí cuando la flauta de pico, después de un tiempo de abandono, vuelve a estar presente. Otro motivo importante que favoreció su regreso fue por su fácil uso como instrumento pedagógico en la iniciación musical de los menores en las escuelas. El uso del plástico como material en su construcción ofrecía un instrumento barato y fácil de conservar y tocar. La utilización de este material en la cabeza de la flauta, que hacía que soportara un gran caudal de aire y la creación de la digitación alemana hicieron que la flauta comenzara a ser muy popular a nivel escolar, considerando además su relativamente sencilla técnica inicial y el hecho de no ser un instrumento especialmente estridente en manos musicalmente no experimentadas.

Con este auge de la interpretación del repertorio flautístico se formaron en todo el mundo escuelas muy diversas entre las que se pueden destacar con perfiles muy propios la del suizo Hans Martin Linde y la del holandés Frans Brüggen, el personaje más influyente en el renacimiento de la flauta de pico en los escenarios musicales alrededor del mundo. Sus numerosos discos y su actividad pedagógica en Ámsterdam contribuyeron en modo indeleble a formar la así llamada “escuela holandesa” de la flauta, de la cual hoy en día prácticamente todas las escuelas profesionales de flauta de pico descienden directa o indirectamente. Otra figura también muy influyente en el renacimiento de la flauta de pico como instrumento serio de concierto fue David Munrow, cuyo doble álbum El Arte de la Flauta dulce (1975) ofrece una importante antología de la música para el instrumento a través de las diferentes épocas. En el Reino Unido será Arnold Dolmetsch quién desempeñará un fundamental papel difusor.

La flauta de pico va a sufrir grandes cambios en este siglo. La fabricación de flautas de pico en el siglo XX, que comienza de forma accidental en los años veinte tras ciento cincuenta años de silencio, desemboca en un periodo de investigación, recreación y re-invención de un instrumento que es a la vez vestigio de épocas y músicas pasadas y vehículo útil para la música contemporánea. Las nuevas tecnologías, las demandas de los nuevos compositores y de los estilos musicales que van apareciendo van a provocar grandes cambios o adaptaciones.

En su tesis doctoral, José Gustems destaca estos nuevos cambios a los que hago referencia y que han sido efectuados en el s. XX con la intención de mejorar numerosos aspectos:

  • Carl Dolmetsch propuso un megáfono de madera o de plástico que se adhería cerca del bisel, para proyectar el sonido hacia delante y conseguir amplificar el sonido (Hunt, 1978,164).
  • Philippe Bolton ha propuesto colocar un mini-micro dentro de la cabeza de la flauta para poder conectarse a un sistema de megafonía, evitando así el problema de la direccionalidad de los micrófonos que no permiten ningún tipo de movimientos con el instrumento sin alterar el sonido (Bolton. 1997, 1)
  • La tecnología informática nos presenta la llamada Flauta MIDI, que produce las notas a través de un módulo de sonido y que guarda un gran parecido con las digitaciones de una flauta de tamaño contralto o tenor (en do).
  • La colocación de una llave para el agujero nº 8 debajo del pie de la flauta, accionado mediante llave con el meñique izquierdo, facilitaría la producción afinada de notas sobreagudas, como el do’’# o el mi’’ (Hunt, 1978, 164). Aunque el invento se atribuye a Carl Dolmetsch, parece ser que el inventor habría sido Juritz, en 1954 (Peñalver, 1995, 18).
  • La llamada Flauta Tenor Armónica es un intento de Helder de construir una flauta con las prestaciones de otros instrumentos. Permite numerosas digitaciones alternativas para producir cambios de timbre, con lo que se consigue combinar notas y armónicos en los sobresoplados. Es algo más larga de lo habitual y su tubo permite bajar hasta el si mediante el uso de una llave (aunque sea una flauta en do). Incorpora la llave de piano, inventada por C. Dolmetsch (un pequeño agujero a poca distancia del labio que permite subir la afinación, al tocar piano y así no desafinar); accionada con la 1.ª falange del dedo índice de la mano izquierda (algo parecido a la llave de la 3.ª octava de los oboes modernos). Su extensión supera las tres octavas, su sonido es fuerte, su taladro es amplio y dispone de numerosas llaves (Izquierdo, 1997, 24). Además, cuenta con una llave para ajustar el bloque, abriendo o cerrando a voluntad el ángulo del paso de aire, con la intención de resolver el problema de la ronquera y el taponamiento por humedad.

Últimos compositores modernos

Muchos compositores de esta época se interesan por la flauta y escriben multitud de nuevas obras mediante técnicas compositivas vanguardistas

Muchos compositores de esta época se interesan por la flauta y escriben multitud de nuevas obras mediante técnicas compositivas vanguardistas, así como métodos altamente especializados para profundizar en el estudio del instrumento en los conservatorios, donde se instaura. También encontramos propuestas para flauta en las llamadas “nuevas tecnologías” de fin de siglo.

Franco Donatoni
Nació en Verona. Compositor y director de orquesta italiano. Empieza en la música a la edad de siete años. Con el premio del Concurso de Composición de Radio Luxemburgo inicia su carrera como compositor internacional. Su relación con Bruno Maderna es decisiva para su pensamiento y trabajo compositivo. Fue profesor de composición en los conservatorios de Bolonia, Turín y Milán, influyendo de manera decisiva en las nuevas generaciones de compositores. Entre sus obras para flauta más destacadas: Nidi II y Sweet.

Franco Donatoni - Nidi II (fragmento)

Franco Donatoni – Nidi II (fragmento)

Tui St. George Tucker
Llegó a ser reconocida como compositora, directora de orquesta y virtuosa de la flauta de pico. Tui es pionera de un estilo único de composición a menudo denominado “microtonal”, en el que destaca el uso de cuartos de tono. Para componer, Tui utiliza dos pianos, uno de los cuales está afinado por cuartos de tono. Su música para flauta refleja sus capacidades altamente desarrolladas como intérprete. En ella, hace uso de rangos extendidos, cuartos de tono, trinos inusuales, sonidos de la naturaleza y multifónicos. Algunos de estos rasgos, especialmente los cuartos de tono, también aparecen en otras obras, por ejemplo pequeñas piezas para piano afinado por cuartos de tono. Entre sus obras para flauta de pico se encuentran The Bullfinch, Ralph and Edward y The Canary.

Pete Rose
Es reconocido como gran compositor e intérprete de la música moderna de Estados Unidos. Sus composiciones han sido aclamadas en todo el mundo. Como intérprete ha dado recitales en numerosas series de conciertos en los EE.UU. y Europa, y sus actuaciones suelen incluir una variedad de música escrita e improvisada. Ha sido muy aclamado por sus interpretaciones de obras que implican microtonalidad, respiración circular y elementos de jazz. Destacan entre sus obras Bass Burner y I’d rather be in Philadelphia.

Calliope Tsoupaki
Nació en El Pireo (Grecia). Estudió piano y teoría musical en el Conservatorio Hellinicon en Atenas y composición con Yannis Ioannithis. Continuó sus estudios con Louis Andriessen en el Conservatorio Real de La Haya y se graduó en 1992. Después de terminar sus estudios, Tsoupaki se asentó en Ámsterdam y comenzó una carrera como pianista y compositora. Sus obras han sido interpretadas en Europa, Estados Unidos y en festivales internacionales de música. Entre sus obras se incluyen Sappho’s Tears y Melos hidiston.

Chiel Meijering
Nace en Ámsterdam en 1954. Estudia composición con Ton de Leeuw, percusión con Jan Labordus y Jan Pustjens y piano en el Conservatorio de Música de Ámsterdam. Una de las características más notables en sus más de trescientas composiciones es la peculiaridad de los títulos de estas. Entre ellas están Warzone, Once in a while the moon turns blue o Cybergirls go extreme.

Hans Martin Linde
Comienza su carrera como flautista y, aunque finalmente se dedicó a la composición, nunca abandonó la flauta. También ha actuado en concierto como barítono. Ha llamado mucho la atención como compositor, especialmente por su Concerto for recorder and strings; y ha escrito diversos libros de autoridad sobre la interpretación de la flauta de pico y la flauta travesera. Entre sus obras se encuentran Music for a Bird o Trio for Flute, Recorder & Harpsichord.

Enseñanzas primarias y secundarias

Paralelamente a la evolución de la flauta de pico, las nuevas corrientes de enseñanza musical, que priorizaban la actividad grupal, hallaron en la flauta un óptimo complemento. Se trata, en efecto, de un instrumento tal vez único, pues permite al cabo de muy poco tiempo tocar melodías sencillas tanto de forma individual como grupal. Sin embargo, la flauta, al igual que cualquier otro instrumento tradicional (piano, violín, guitarra, etc.), necesita de muchas horas de estudio y dedicación para su completo dominio.
La flauta de pico es hoy en día el iniciador de la enseñanza musical dentro de los primeros cursos escolares. Algunos de los que hoy son destacados flautistas y profesores tuvieron sus primeras experiencias artísticas y pedagógicas con la flauta escolar y, aunque la flauta de pico constituye por excelencia un instrumento principal, también puede ser un instrumento introductorio de otro distinto por sus técnicas de respiración, emisión y digitación que le son propias. Es posible iniciar el estudio de un instrumento distinto pero de técnicas similares (oboe, flauta travesera, clarinete, fagot) sin que ello signifique el abandono de la flauta.

Conservatorios

Es en septiembre de 1976 cuando se introduce la enseñanza de flauta de pico en el Real Conservatorio de Madrid, al igual que estaba en los demás centros europeos. La juventud europea mostraba enorme interés por la música barroca. El alumnado de flauta de pico en academias, colegios, había aumentado considerablemente. Hoy en día se imparten clases de flauta de pico tanto en enseñanzas básicas como profesionales y superiores aunque su demanda es menor que la de otros instrumentos.

Universidad

La flauta está presente en la universidad únicamente en los estudios destinados a la formación de maestros. La presencia de la música en algunos de los Planes de Estudio de Formación de Profesorado ha contemplado distintos contenidos de tipo teórico y práctico, y la inclusión de la flauta desde el Plan 1967, y continuó en el Plan 1971 de Profesorado de EGB (conocimiento teórico-práctico de la flauta). En 1985 se organizaron los posgrados que pretendían formar musicalmente a maestros en ejercicio, hasta la aparición del Plan 92, que finalmente contemplaría la titulación de “Maestro en Educación Musical”.

Comentarios finales

La situación actual de la flauta de pico es muy diferente según el país europeo. En países como Alemania, Holanda, Francia, Reino Unido o Austria este instrumento tiene una gran tradición histórica y los colegios e institutos tienen auténticos profesionales de la enseñanza con muy buenos materiales instrumentales y bibliográficos. Es fundamental que el profesorado que inicie al alumno en el contacto con la flauta sea el adecuado y tenga tanto la preparación suficiente como interés por el instrumento en sí. Se debería dar más información sobre las grandes posibilidades de este instrumento y aumentarse el tiempo dedicado a la semana en la formación del alumnado para que pueda alcanzar los niveles mínimos de una buena ejecución.

Creo que es necesario realizar una importante labor de divulgación sobre las obras de flauta y mostrarlas al público. Deben ser los propios profesionales los que deben sacar del conservatorio las obras y mostrarlas en la calle

En nuestro país es muy frecuente el uso de la flauta Hohner. Este modelo es muy precario, difícil de afinar y su sonido es malo. En el mercado alemán y francés existen flautas de ABS (resina sintética), que favorece un mejor sonido. La mala calidad de las flautas usadas en nuestros colegios hacen que sean consideradas más como un juguete que como un instrumento.
Creo que es necesario realizar una importante labor de divulgación sobre las obras de flauta y mostrarlas al público. Deben ser los propios profesionales los que deben sacar del conservatorio las obras y mostrarlas en la calle. Utilizar adecuados escenarios como las iglesias, catedrales donde se transmite adecuadamente su sonido.
El futuro del flautista hoy en día en España es incierto, no hay muchas ofertas ni posibilidades de trabajo y por lo general, las alternativas son marcharse a otro lugar de Europa u optar a una plaza de profesor.

Bibliografía

  • Boudreau, J. L, Sela, B. & Peñalver, G. (1997) Fabricantes de flautas de pico en el siglo XX
  • Grätzer, R. (2010). La flauta dulce: ¿qué papel desempeña en la formación musical de los niños?
  • Griscom, R. W. & Lasocki, D. (2011). The Recorder: A Research and Information Guide (3.ª Ed.) Nueva York: Routletge.
  • Gustems Carnicer, J. (2003). La flauta dulce en los estudios universitarios de “Mestre en educació musical” en Catalunya: revisión y adecuación de contenidos. Tesis doctoral. Barcelona. Disponible en este enlace.
  • Mayes, A & Brown, C. G. (2003) Carl Dolmetsch and the Recorder Repertoire of the 20th Century. Reino Unido: Ashgate Publishing.
  • O’Kelly, E. (1990). The Recorder Today. Cambridge: Cambridge University Press.
  • O’Kelly, E. (1995). The Recorder in Education. En Mansfield Thomson, J. & Rowland-Jones, A. (Ed.), The Cambridge Companion to the Recorder (pp. 184-195). Cambridge: Cambridge University Press.

→ Más información relacionada con este artículo en este enlace.

1 comentario en “Situación de la flauta de pico en el siglo XXI

Los comentarios están cerrados.